Aura, la novela que se mantendrá de pie

Aura, la novela que se mantendrá de pie

Por Isabel Hernández[1]

La novela Aura de Carlos Fuentes fue publicada por primera vez en 1962, escandalosa para algunos, fascinante para otros. Aura es causante de llevar y traer dudas: ¿será o no adecuado dejar caer semejante texto ante los ojos de los pequeños? ¿Ficción gótica o realismo mágico? Aura llegó para quedarse, de pie, frente a los ojos que gusten bañarse dentro del mar de misterios verdes que se arrastran al pasar las páginas y para demostrar que la oscuridad también sabe brillar.

Un anuncio en el periódico, una oferta; el trabajo perfecto para un historiador joven conocedor de la lengua francesa, bajo la condición impuesta por Consuelo: instalarse en Donceles 815 y recibir un salario de cuatro mil pesos. El joven Felipe Monterroso sabe que ese trabajo es sólo para él. Entonces decide ir a la entrevista sin saber que llegaría a un sitio en el que quedaría ‘encantado’.

La entrevista consiste en una serie de preguntas en francés hechas por la propia dueña de la residencia, Consuelo, misma que le explica al joven en qué consistiría el trabajo (ordenar las memorias de su marido, el general Llorente quien tenía ya setenta años de muerto). Mientras Felipe meditaba aceptar o no el trabajo, aparecieron en medio de la oscuridad unos encantadores ojos verdes. Una vez que Felipe ha aceptado las condiciones de Consuelo, el oído y el tacto dentro de la casa son las guías (no se permite la luz en toda la casa).

Felipe se instala tras una puerta sin cerradura, en una habitación llena de luz con un colchón blandísimo en una cama dorada, rodeado de objetos rojos y verdes. Después de un breve descanso, Felipe comienza a notar que todo en la casa de la anciana Consuelo es extraño, por ejemplo, él duerme, pero jamás sueña, Aura no habla mucho, la anciana no sale de la oscuridad; se cuestiona: ¿Por qué decir que son valiosas las memorias del general Llorente? ¿Por qué no salen nunca de la casa?

La duda entra y sale de la cabeza de Felipe. Una cadena de sucesos raros ata poco a poco al historiador a la casa. Felipe sueña: una mano descarnada inexorablemente lo busca, él se convence de dejarse abrazar por la mano, se acuesta con la mano que repentinamente se ha vuelto un cuerpo entero. 

Te invitamos a conocer una de las muchas obras de Carlos Fuentes, un autor imprescindible dentro de la lengua española. Tú como Felipe, descubre cuanto te sea posible dentro de “una casa”.

 

 

[1] Egresada de la Licenciatura en Letras clásicas por la UNAM. Se ha desempeñado como Profesora tipo A en la FFyL de la UNAM, así mismo participó como moderadora del “Reto Lector Porrúa 2019” en la CDMX. Ha participado en diversos Coloquios relacionados con la Antigüedad Clásica, además del Congreso Nacional de Paleografía y Diplomática en México.